Hacia el boom de la economía colaborativa

Hoy en día muchas son las empresas o pymes que deciden unirse a otras compañías para establecer un compromiso de ayuda o apoyo para lograr un fin determinado, con beneficios mutuos o similares para ambas partes. Esta modalidad de estrategia se conoce como “alianza estratégica”, y cada vez son más los empresarios que se animan a dar el paso y conforman esta manera de hacer negocios.

La alianza, en general, es una cooperación o colaboración que tiene como objetivo la sinergia en la que cada una de las partes espera que los resultados obtenidos, sean mejores que los alcanzados por sí mismos. Y se realizan siempre y cuando los socios aporten recursos como productos, procesos de trabajo, fondos, conocimientos, experiencias, entre otros.

Frente a este contexto, que muchos denominan como “El boom de la economía colaborativa”  son muchas las empresas que generan valor no solo por los productos que ofrecen sino que también deciden unirse, mediante acuerdos, a otras empresas que ofrecen servicios de gran valor, convirtiendo la alianza que los lleva al éxito seguro.

Uno de los ejemplos más representativos es el de la empresa Airbnb: una plataforma web que pone en contacto a personas que quieren ofrecer sus viviendas en alquiler, con huéspedes que necesitan alojamientos temporales. Esta empresa logró alianzas con más de 20 empresas y hoy en día en una de las más valoradas en el mercado.

Un proceso que implica varios estadíos

Formar una alianza estratégica no es un proceso que se realice de un día para otro. Esta forma de hacer negocios requiere primero de una estrategia que la acompañe, empezando por definir los objetivos, los posibles inconvenientes,los pasos para obtener recursos para la producción, tecnología y personal.

El segundo momento es evaluar a los posibles socios. Antes de realizar cualquier acuerdo se tienen que tener en cuenta las debilidades, fortalezas y estilo de trabajo de la otra parte para saber si se va a llegar a la compatibilidad.

Por último, después de haber elegido al socio ideal, se realizan las negociaciones o contratos con metas y objetivos planteados.

Esperando el momento ideal

Muchos son los empresarios que se preguntan cuándo es el momento propicio para realizar una alianza con una empresa. Por eso, siempre es bueno entender que nunca hay un momento específico para realizarlo pero se deben tener en cuenta algunos factores como la necesidad de las grandes empresas de acceder al mercado.

Un ejemplo son las empresas internacionales que buscan asociarse a empresas locales que tienen más conocimiento del contexto del país. O también la oportunidad de mejorar la tecnología en los procesos de producción.

CEG, un caso de éxito

Desde nuestros inicios, en Comprando en Grupo, creemos que esta forma de hacer negocios es la más acertada en el contexto en el que vivimos. En los últimos años realizamos alianzas con empresas, ferreterías y pymes que nos ayudaron al crecimiento de nuestras marcas y potenciaron la plataforma convirtiéndola en la primera y más importante del rubro ferretero del país.

En el último año, nuestra alianza con Mercado Libre, permitió potenciar las ventas de los asociados de nuestro grupo, ayudándolos a incorporar un nuevo canal de venta.

Solo es cuestión de proponerlo

Hoy son muchas las empresas y comercios que se asocian a otros para ofrecer servicios complementarios, crecer en el mercado y/o rubro, y así ganar más clientes. Cualquier empresa, pyme o comercio puede hacerlo y aplicar estos conceptos a su realidad.

Si estás pensando en nuevas estrategias y acciones para potenciar tu local y seguir creciendo, es momento de ampliar los horizontes y lanzarse a nuevas experiencias, donde todos ganen.