Tu ferretería en vacaciones: cómo organizarse

Si sos dueño de una ferretería o de un negocio cualquiera sea el rubro, seguramente ya estás pensando en tus vacaciones y estés definiendo cómo tomarlas sin poner en riesgo tu negocio.

A pesar de que estar a cargo de una comercio tiene las ventajas de gozar de ciertas libertades, también hay personas a tu cargo que dependen de tu presencia. En general suele ser uno de los momentos claves de todo emprendedor y que genera cierta incertidumbre.

Desde CEG queremos darte algunos consejos para que tengas en cuenta al planear tu descanso.

1. Pensá estratégicamente tus días de descanso

Armá un calendario con las fechas más importantes de tu negocio: días de ingresos de productos, compras, vacaciones de tus empleados, etc. Y planea tu salida de vacaciones pensando en la gente que va a quedar a cargo de tus tareas.

Luego de tener el calendario, comunica tu salida con anticipación para que el resto de tus empleados también pueda organizarse.

2. Empezá a delegar tareas e informar a tus clientes:

El siguiente paso es empezar a pensar quién va a estar a cargo de las tareas primordiales. Otra posibilidad es decidir si en ese periodo tu negocio permanecerá cerrado o no.

Si decidís llevar a cabo ésta última opción, ten en cuenta que tus clientes tienen que estar avisados al respecto. Podés usar recursos como las redes sociales, avisos en el comercio o mails.

Si por el contrario, alguien más queda a cargo de tu negocio, armá un plan de acción con las tareas más importantes, contactos y teléfonos para que todo funcione a la perfección. Antes de irte de vacaciones, repasá todo el plan con tus empleados por si surgen dudas al respecto.

3. Anotá los vencimientos de tus cuentas a pagar

Revisá el estado de tus impuestos o cuentas para que no te sorprenda algún vencimiento o falta de pago a tu regreso. Pagalos con anticipación o programá alguna tarea para que una persona de tu confianza realice los pagos a fecha.

4. Si vas a cerrar tu negocio, pensá en descuentos

Una buena posibilidad es aplicar promociones y descuentos antes de irte de vacaciones, de esta forma contarás con reservas para los días que no habrá ventas.

Por último, entendemos que esta situación puede ser estresante porque no es fácil  dejar tu negocio en manos de otras personas. Pero siempre hay que entender que los días de vacaciones son necesarios e importantes para mantener tu salud y balance con tu vida personal. ¡Disfrutá y relajate!