Hidrolavadoras: usos y cuidados

Una de las herramientas que más potencia tiene a la hora de limpiar todo tipo de áreas es la hidrolavadora. Especialmente para llegar a aquellos lugares difíciles de alcanzar, que con una manguera convencional de jardín no se llega al no contar con la presión adecuada para realizarlo. Por el contrario, una hidrolavadora tiene la fuerza suficiente para limpiar todo tipo de suciedad: lavar el auto, limpiar paredes y pisos, cortinas, entre otras.

Por eso, en esta nota queremos contarte todo eso que podés hacer con esta herramienta y los cuidados que hay que tener al momento de manipularla.

 

Usos en casas y terrenos

Llegá a esas zonas difíciles de limpiar y alcanzar, por ej. paredes percudidas por humedad, techos y ladrillos que tienen acumulación de polvo. Se utiliza en gran medida para limpiar fachadas o paredes antes de pintarlas. Las verjas o rejas también pueden limpiarse, así como las veredas, mosaicos o azulejos.

Con respecto al cuidado que se debe tener destacamos el no aplicar directamente en las ventanas ya que puede dañar el vidrio por la presión del agua. También hay que tener especial cuidado en mantener alejada los cables eléctricos para evitar el contacto con el agua.

Por otra parte, si se aplica directamente sobre la vereda o jardines, es recomendable cubrir el pasto o plantas si las hay para evitar que la presión del agua desplace las raices.

 

Usos en autos y vehículos

La hidrolavadora es especial para eliminar la suciedad de motos, autos y cualquier tipo de vehículo. Aplicando la presión correcta, detergente y en algunos casos un cepillo adicional, se pueden obtener los mejores resultados en la limpieza profunda.

 

Usos en depósitos y tuberías

Muchas veces se obtruyen las tuberías o canaletas, las hidrolavadoras son muy útiles en estos casos ya que llegan a zonas muy difíciles de alcanzar.

 

Cuidados en general

  • Siempre que usemos una hidrolavadora, es muy importante tener en cuenta las siguientes indicaciones:
  • No usarla con líquidos inflamables.
  • No orientar el chorro de agua contra personas, animales, o instalaciones eléctricas.
  • No permitir que personas sin la debida instrucción o niños manejen el equipo.
  • En caso de lluvia, no utilizar la hidrolavadora al aire libre.
  • No usar ropa holgada, joyas ó accesorios que puedan quedar atrapados, durante el arranque u operación de la herramienta.
  • Nunca debe tocar el tomacorriente con las manos húmedas.
  • No usar el equipo si el cable eléctrico está dañado.
  • Nunca se debe exponer partes de su cuerpo a la corriente de agua en alta presión.
  • Usar siempre protección para los ojos cuando utilice la hidrolavadora o cuando se aproxime a un lugar donde se esté utilizando.
  • Antes de iniciar la hidrolavadora y mientras la esté operando, sostenga de manera firme la lanza y la pistola.
  • Nunca utilizar la herramienta con valores de presión superior a su rango.
  • Nunca desplace la hidrolavadora halando las mangueras ó sus cables.
  • Antes de utilizar el equipo revise la manguera de alta presión y asegúrese que no presente daños. Si existen daños, sustituya la manguera inmediatamente.
  • Nunca utilice la hidrolavadora mientras esté en una escalera. Utilice un tubo de extensión.
  • Una vez terminada la tarea, debe permitir que el equipo se seque completamente, desconectar cualquier accesorio que haya utilizado, limpiar y secar estos. Una vez se encuentren todas las piezas y la herramienta completamente secas, se tiene que guardar adecuadamente.